Que es el Moquillo de los perros

El moquillo es una de las enfermedades más graves en los perros provocada por un virus muy similar al del sarampión humano, pero el moquillo no se transmite a las personas. Por suerte existe una vacuna que protege de manera muy eficaz. Los primeros síntomas son bastante inespecíficos: fiebre, moco y apatía. Posteriormente empiezan los síntomas digestivos con diarrea no hemorrágica y problemas dermatológicos como pústulas e hiperqueratosis de la trufa y almohadillas. Algunos perros presentan uveítis, que hace que el color de su ojo cambie y se ponga azul-blanquecino, opaco y no se vean bien el iris y la pupila.
Los últimos en aparecer son los síntomas neurológicos o nerviosos. Si aparecen hiperqueratosis y problemas neurológicos el pronóstico es malo.

Lo primero y más importante es aislar a todos los perros que presenten síntomas de esta enfermedad, especialmente de cachorros que no tengan las vacunas, ya que son los más sensibles a la enfermedad y desinfectar los espacios por donde el perro enfermo se ha movido. La lejía, es un buen producto pero no se puede usar con agua caliente porque se inactiva y además produce vapores nocivos. Debemos tener en cuenta que podemos transportar el virus en nuestra ropa, manos, etc.
Un animal enfermo necesita hospitalización y cuidados intensivos. La enfermedad no tiene cura pero se deben tratar los síntomas e impedir que se produzcan infecciones secundarias mediante el uso de antibióticos.

El mal uso y la mala aplicación de las vacunas es un factor determinante a la hora de contraer y desarrollar la enfermedad
Nuestra recomendación es la de vacunar a los cachorros con un mínimo de dos dosis a partir de las 6 semanas de vida y no antes para no interferir con los anticuerpos maternos. No juntar a los cachorros con otros perros hasta terminar de vacunarlos y revacunar anualmente.

Si compras o adoptas a un animal, mejor haz una consulta veterinaria en Ontinyent y Bocairent si el protocolo seguido está bien o necesita alguna dosis más.

Mi perro tiene la nariz seca

La nariz de los perros, suele tener temperatura cálida y cierta humedad que puede variar mucho, y es de las pocas zonas del cuerpo del perro junto con las almohadillas de los pies, en las que hay glándulas sudoríparas. Estas glándulas se cree que sirven para mejorar la capacidad olfativa del perro, pero no todos tienen la misma tendencia a sudar. Los perros pueden tener la nariz seca y no tener ningún problema.

Los cambios en la nariz que pueden indicar que existe una enfermedad son :

  1. SECRECION DE MOCO : Un moco blanquecino-verdoso puede ser indicativo de una infección bacteriana primaria o secundaria a otro problema, como un cuerpo extraño (espigas) o una infección vírica como el moquillo.
  2. COLOR : Lo más común en el cambio de color es la despigmentación, asociado a vitíligo o pénfigo foliacio entre otros. También la aparición de una coloración negra en un perro cuya trufa siempre ha sido clara puede deberse a un melanoma, aunque puede ser normal en cachorros en periodo de crecimiento. Los perros con trufas blancas son muy susceptibles a la radiación solar, y podemos observar que su trufa se pone muy roja.
  3. TEXTURA : Si la superficie de la trufa deja de ser lisa y con el dibujo habitual que se asemeja a las escamas, se podría estar produciendo una hiperqueratosis. La hiperqueratosis se asocia a muchos problemas, pero uno de los más graves puede ser la Leishmania.
  4. BULTOS : Hay muchos tumores que pueden afectar a la zona de la trufa y la mejor manera de diagnosticarlo es realizando una biopsia .Si detectas un bulto en la trufa de tu perro acude rapidamente a tu veterinario.

¡Que la trufa de tu perro esté algo seca, no es síntoma de que le pase algo! Recuerda que si tienes dudas, lo mejor es hacernos una visita a nuestra clínica veterinaria en Ontinyent y Bocairent.

Aprende a identificar el stress de los perros

Los perros también sufren stress, y por ese motivo es importante aprender a identificar esta situación para evitar que sufran de maner innecesaria, evitando así posibles trastornos en un futuro, por ello a continuación te explicamos cómo identificar las señales de stress en los perros

SEÑALES DE STRESS EN LOS PERROS

El lenguaje corporal canino nos puede ayudar a saber sobre su estado emocional. Los perros usan señales tanto para comunicarse con sus congéneres como para hacerlo con el ser humano. No todos los perros usan todas las señales existentes. Unos utilizan algunas y otros emplean señales diferentes, pero todas ellas tienen el mismo objetivo.

OLFATEAR EL SUELO

Con el olfateo se libera tensión y el otro individuo entiende que debe aproximarse más despacio y de forma menos amenazante. Si te fijas en tu perro, cuando hace esto no desconecta por completo del otro individuo, sino que lo estará observando de reojo.

DESVIAR LA MIRADA

Es una de las más utilizadas por nuestros perros. De la misma forma que a nosotros no nos gusta que nos miren fijamente, tampoco los perros suelen usar la mirada fija para comunicarse con otros. A muchos les resulta algo amenazante. Dependiendo de su temperamento y su sensibilidad, algunos adoptan posturas clásicas de sumisión, que indican un claro estado emocional de miedo, mientras que otros optan por reaccionar de forma agresiva ante una posible amenaza. Es por ello que muchos perros, ante situaciones tensas, tienden a desviar la mirada hacia otra parte. Por ejemplo, cuando dos perros se encuentran en el parque, uno de ellos puede girar la cabeza y desviar la mirada del otro para liberar tensión en el encuentro.

BOSTEZAR

Bostezar es una forma de liberar tensión. Algunos perros usan esta acción después de haber experimentado una situación desagradable o cuando interactúan con otros individuos. A las personas también nos ocurre lo mismo cuando estamos incómodos o acabamos de experimentar una situación tensa.

GIRAR LA CABEZA

Algunos perros giran la cabeza cuando se encuentran con un congénere o con una persona para reducir la intensidad del contacto.

DARSE LA VUELTA

Muy similar a la anterior, pero en este caso el perro se gira por completo, dando la espalda al otro individuo.

HACER UNA CURVA

Aproximarse a otro individuo de forma directa puede ser motivo de conflicto. Es por eso que muchos perros se acercan a otros y también a las personas realizando una ligera curva, como una semicircunferencia, de forma que el acercamiento es menos amenazante.

LAMERSE

El lamido, tan común en los perros, puede significar una señal de estrés. Se trata de lamidos rápidos y continuos, intercalados con momentos de pausa.

APROXIMACION LENTA

Una aproximación a poca velocidad puede ser una señal de estrés, que se realiza para evitar conflictos y malentendidos con el otro individuo. Es una forma cuidadosa y respetuosa de acercarse al otro.

Observar e identificar estas señales nos permitirá gestionar situaciones difíciles y mejorar nuestra relación con nuestra mascota. Pero tan importante como conocer estas señales es entender el contexto en el que ocurren, para saber realmente si hay stress o no lo hay. Si sabemos “leer” bien a nuestro amigo en un contexto determinado, le comprenderemos mejor.