La nariz de los perros, suele tener temperatura cálida y cierta humedad que puede variar mucho, y es de las pocas zonas del cuerpo del perro junto con las almohadillas de los pies, en las que hay glándulas sudoríparas. Estas glándulas se cree que sirven para mejorar la capacidad olfativa del perro, pero no todos tienen la misma tendencia a sudar. Los perros pueden tener la nariz seca y no tener ningún problema.

Los cambios en la nariz que pueden indicar que existe una enfermedad son :

  1. SECRECION DE MOCO : Un moco blanquecino-verdoso puede ser indicativo de una infección bacteriana primaria o secundaria a otro problema, como un cuerpo extraño (espigas) o una infección vírica como el moquillo.
  2. COLOR : Lo más común en el cambio de color es la despigmentación, asociado a vitíligo o pénfigo foliacio entre otros. También la aparición de una coloración negra en un perro cuya trufa siempre ha sido clara puede deberse a un melanoma, aunque puede ser normal en cachorros en periodo de crecimiento. Los perros con trufas blancas son muy susceptibles a la radiación solar, y podemos observar que su trufa se pone muy roja.
  3. TEXTURA : Si la superficie de la trufa deja de ser lisa y con el dibujo habitual que se asemeja a las escamas, se podría estar produciendo una hiperqueratosis. La hiperqueratosis se asocia a muchos problemas, pero uno de los más graves puede ser la Leishmania.
  4. BULTOS : Hay muchos tumores que pueden afectar a la zona de la trufa y la mejor manera de diagnosticarlo es realizando una biopsia .Si detectas un bulto en la trufa de tu perro acude rapidamente a tu veterinario.

¡Que la trufa de tu perro esté algo seca, no es síntoma de que le pase algo! Recuerda que si tienes dudas, lo mejor es hacernos una visita a nuestra clínica veterinaria en Ontinyent y Bocairent.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *